Desierto de Tabernas (2)

¡Muy buenas a todos! Hace tiempo que tengo pendiente enseñaros las fotografías de mi segundo y último día por el desierto de Tabernas, además de contaros un poco más profundamente como fue la cosa por allí en solitario, después de haber compartido el primer día con el amigo José Kesada. Pido disculpas lo primero porque el post se ha hecho esperar bastante tiempo desde que publiqué la primera parte, pero como ya dije en otra entrada he estado muy liado este mes con temas de trabajo y no he podido sacar nada de tiempo para sentarme y escribir.

Bueno, os dejaba una serie de preguntas en el aire en el post sobre el primer día por Tabernas y a modo de resumen he decir que sí que repetí visita en los decorados de El Condor y a la localización que me chivó Namor, tuve algunas nubes al final de la noche y… No, no pagué los 500 euros por entrar a los decorados del Oeste en funcionamiento ;).

El día lo inicié quedándome solo a primera hora después de desayunar. José se volvía para su tierra después de compartir nocturna y tocaba prepararse para una mañana muuuy larga pateando desierto, ramblas y caminos en busca de localizaciones atractivas para visitar de noche. Parte del trabajo lo hice en casa, por supuesto, buscando por Google Earth cosas interesantes para visitar y no ir totalmente a ciegas. Durante este rato no buscaba ruinas o abandonos, sino montañas, formaciones rocosas y cosas por el estilo, todo más natural. Pero claro, había que buscar encuadres, composiciones interesantes y puntos de vista diferentes alejados del camino principal aprovechando la luz del día. Todo esto, eso sí, bajo un calor de campeonato.

0102

Un largo pateo de varias horas (Sin agua, un aplauso para mi) y unos cuantos puntos anotados para volver a la noche… La cosa no pintaba mal.

 

Una foto publicada por Juanma Molina (@juanma__molina) el

 

Algo de comer, una pequeña cabezada para recuperar fuerzas y el run run en la cabeza de la noche anterior, de no haber podido o sabido aprovechar las localizaciones y condiciones, así que decidí que volvería a intentar el asalto al fuerte Condor y si me sobraba tiempo por la noche y no se me echaba encima la niebla volver a los árboles que me dijo Namor.

03 04

Y así quedaría el plan de la noche: Primero el Condor, para volver a verlo con luz y probar encuadres y ya quedarme allí hasta que se hiciese de noche, luego iría a las localizaciones que visité de día y por último a los árboles si el tiempo y las fuerzas acompañaban.

05 06

El fuerte de El Condor es un sitio complicado (Al menos para mi), primero por la cantidad de elementos que se te cuelan en la escena y te complican el poder aislar los que de verdad interesan, y porque además en ninguna de las dos noches pude aprovechar un cielo con mayor cantidad de nubes que permitiesen dar un mayor dramatismo a las fotos. Pero bueno, pese a todo, no será por falta de insistencia, ;).

07“Condena a muerte”
Exif: Nikon D610 – f/5.6 – 30 segundos – ISO 1000 – WB 3500K – 14mm – Samyang 14mm
08“Open 7 days…”
Exif: Nikon D610 – f/5.6 – 30 segundos – ISO 800 – WB 3300K – 14mm – Samyang 14mm

En la primera de estas dos tomas, la iluminación corre a cargo de la Luna por completo (Tenía aproximadamente un 90%), mientras que en la segunda el exterior está iluminado también por ella, pero en el interior pegué unos toques de flash filtrado con un gel naranja para contrarrestar el aspecto abandonado de la edificación con ese toque de vida que da la luz. Además, tratándose de un ‘Abierto 7 días…’.

Esta vez no quise atascarme demasiado como pasó la noche anterior, que las fotos no salían y acabé por obcecarme. Una vez tenía las fotos que más o menos quería, recogí y me fui para la siguiente localización casi corriendo para perder el menor tiempo posible.

De nuevo tocaba remangarse y ponerse a caminar durante un buen rato, aunque eso sí, sabiendo casi exactamente donde quería ir.

Por la mañana me había llamado profundamente la atención una montaña que se asemejaba a las típicas que aparecen en las películas del Oeste, así que era un objetivo claro.

10“Perdido en el desierto”
Exif: Nikon D610 – f/5.6 – 30 segundos – ISO 1250 – WB 3900K – 14mm – Samyang 14mm 11“Espejismo”
Exif: Nikon D610 – f/5.6 – 25 segundos – ISO 1250 – WB 3800K – 14mm – Samyang 14mm

En estas tomas y en las demás de esta zona, todas están iluminadas únicamente por la Luna, yo, de lo único de lo que tenía que preocuparme era de componer.

En un momento dado, mientras iba caminando por la rambla hacia el siguiente punto me topé de pura casualidad con una pequeña calavera de algún animal. Así que claro… ¡Foto!

Esta toma, la mayor particularidad que tiene es que quise probar el Tamron 24-70 recién comprado en una foto nocturna, pese a que siempre utilizo gran angular, esta vez la pequeña calavera pedía a gritos otro tipo de focal, además de no utilizar hiperfocal ya que quería el foco solamente en la calavera, con todo lo demás desenfocado, incluidas las estrellas.

12“Muerte solitaria”
Exif: Nikon D610 – f/5.6 – 20 segundos – ISO 1000 – WB 3500K – 70mm – Tamron 24-70 f/2.8

Y por fin, después de mucho rato caminando, parándome, haciendo fotos, quitándome y poniéndome abrigo… Llegaba al último punto que quise fotografiar, un pequeño puente seguido de una montaña también muy llamativa.

14“Bajo la Luna del desierto”
Exif: Nikon D610 – f/5.6 – 30 segundos – ISO 1600 – WB 3700K – 14mm – Samyang 14mm 13Exif: Nikon D610 – f/5.6 – 30 segundos – ISO 1000 – WB 4000K – 14mm – Samyang 14mm

Cuando terminé, recogí y llegué al coche iba totalmente agotado de estar todo el día pateando y sin prácticamente descansar, además de estar haciendo fotos de un lado a otro y cargando con el equipo, así que viendo que lo que podría conseguir en la zona de los árboles sería muy, muy parecido a lo del día anterior por falta de nubes… Decidí echarme a dormir. La idea era dar por finalizada la sesión nocturna pero… Sorpresa!! Me desperté dos horas y media después más o menos, me bajé del coche para ver el cielo y por fin tenía nubes. Ponte las botas corriendo, vístete del todo, abrígate, arranca el coche y vete corriendo a los árboles casi sin pensar en nada.

Cuando digo que hice las fotos que tenéis debajo corriendo es decir poco. Bajé del coche con una pequeña linterna cálida y con la cámara ya montada en el trípode y a la carrera me fui para el primer árbol. Ahora había que observar la dirección a la que se dirigían las nubes para encuadrar y componer en consecuencia, observar donde quedaba el pueblo de Tabernas que ahora sí que se notaría su contaminación lumínica y a disparar como un loco. Por fin empezaban a salir las fotos que venía buscando de Tabernas, esta vez sí que sí.

15“Superviviente del desierto”
Exif: Nikon D610 – f/5.6 – 25 segundos – ISO 1600 – WB 3226K– 14mm – Samyang 14mm 16“Últimos instantes”
Exif: Nikon D610 – f/5.6 – 30 segundos – ISO 1600 – WB 3500K – 14mm – Samyang 14mm 17“Colores nocturnos”
Exif: Nikon D610 – f/4 – 25 segundos – ISO 1600 – WB 3226K – 14mm – Samyang 14mm 18“El árbol del ahorcado”
Exif: Nikon D610 – f/4 – 25 segundos – ISO 500 – WB 3000K – 14mm – Samyang 14mm

Las dos primeras imágenes no tienen luz aportada por mi, al contrario que las dos siguientes, que iluminé de forma lateral con una pequeña linterna cálida para simular la propia luz de la luna al encontrarse en contraluz ambas.

Después de un rato disfrutando como un crío por allí y acabar hasta emocionado con el fin de viaje que había tenido, ahora sí que tocaba ir al coche, descansar unos pocos minutos mientras decidía que me iba ya para Cartagena. Eran aproximadamente las 5 de la mañana y ya había poco que hacer por allí y con dos horas de camino por delante.

Al final un viaje muy productivo en cuanto a imágenes y vivencias, primero con José y después solo… Y encima con traca final.

Si queréis acompañarme durante este segundo día que estuve por Tabernas podéis ver el vídeo que colgué en mi canal de Youtube, y así podréis ver de otra manera lo que hay detrás de cada fotografía y de paso compartir conmigo estas vivencias.

Muchas gracias a todos por leerme, seguirme en las redes sociales, en Youtube… Cada vez somos más y no os hacéis una idea de lo feliz que eso me hace.

Un saludo a todos y nos vemos muy pronto.

¡A cuidarse!

By | 2016-03-01T13:04:40+00:00 lunes, 29 febrero 2016|

Leave A Comment