Muy buenas jóvenes una semana más.
Un mes justo desde mi última salida nocturna… ¡Apenas nada! Durante estos meses he tenido muy difícil el poder salir de fotos con todo el tema de las clases, exámenes y demás. Pero bueno, si todo va bien en apenas tres meses habré acabado esta etapa.

Tenía muchas ganas de coger de nuevo mi cámara y enfrentarme a la noche, pero sobre todo quiero volver a coger el ritmo habitual de nocturnas, pero como ya os digo dependo durante estos pocos meses que me quedan en gran parte de como vayan las clases. Aunque eso sí, lo que no he parado ha sido de buscar nuevas localizaciones, pensar nuevas tomas y algunos proyectos que llevar a cabo.

En esas estaba hace unos días, con la localización perfecta dibujada en mi mente. Un antiguo cementerio abandonado de lo que antaño fue un pequeño poblado, siendo éste cementerio de lo poco que queda de él. Presuponía que iba a tener algún problema para acceder y hacer las fotografías, ya que se encuentra pegado a una fábrica bastante importante, pero lo que no imaginé es que me prohibirían el acceso total a él. ¡La primera en la frente! Precisamente hace unos días publicaba en mi canal de YouTube un vídeo hablando sobre el tema de las localizaciones y posibles propiedades privadas y demás.

Así que tocó improvisar otro lugar deprisa y corriendo sobre la marcha, que es el que hoy os muestro: Una de las ermitas del monte Miral, en La Unión (Cartagena).

En dicho monte se encuentran edificadas seis ermitas, en estado de ruina, aunque alguna todavía mantiene los frescos en una cúpula. Se estima que su construcción fue allá por el siglo XV – XVIII. Parece ser que en un principio eran nueve las ermitas, pero los trabajos mineros de la zona y el expolio ha provocado que tres de ellas ya no existan. Apenas hay información de ellas a día de hoy, aunque si he podido ver que la que hoy os muestro es la llamada ‘Ermita del Niño Bautista’.

Es una pena que se permita que este tipo de construcciones se vengan abajo. Al menos, mediante la fotografía nocturna podemos guardar una pequeña parte de la historia de este tipo de lugares y reivindicar de alguna manera su recuperación.

DSC0046_00004“Los tiempos cambian”
Exif: Nikon D3100 – f/5.6 – 120 s – ISO800 – 11mm – Tokina 11-16 DXII

La parte por la que subimos fue una locura. Una media hora subiendo monte a través y otro buen rato bajando casi a ciegas hasta el coche una vez terminadas las fotos. Aunque seguramente planeando y organizando ésta salida con más tiempo encontraríamos la manera de subir más fácil y segura. Precisamente por esto último me dejé en el tintero fotografiar una de las ermitas que tenía entre ceja y ceja, ya que bajar hasta ella por donde habíamos subido era bastante complicado, así que la dejo pendiente para otra salida.

DSC0047_00005“Libertad”
Exif: Nikon D3100 – f/5.6 – 98 s – ISO400 – 11mm – Tokina 11-16 DXII

Estando arriba me pude dar cuenta rápidamente de que las luces de la autovía cercana y de La Manga y del campo de Cartagena iban a ser insalvables… A veces no tenemos otra que ‘tragarnos’ éstas luces e incluirlas en la toma.

DSC0069_00006“Fé eterna”
Exif: Nikon D3100 – f/5.6 – 73 s – ISO400 – 11mm – Tokina 11-16 DXII

Me llamó la atención en el interior de ésta ermita una cruz pintada en una de las paredes, más o menos reciente, que contrastaba mucho con lo ruinoso del resto, así que decidí retratarla de ésta manera.

En todas las fotografías la configuración de la cámara fue la misma: Un balance de blancos fríos para lograr tonos fríos en el cielo que contrastasen con la iluminación cálida de la edificación, realizada con linterna.

Pues nada jóvenes, poco más. Que por fin estoy de vuelta por aquí, y estas vacaciones tengo pensado tirar un buen puñado de fotografías para recuperar un poco el tiempo perdido de estos meses atrás, tengo algunas localizaciones que creo que pueden ser muy interesantes y os van a gustar.

Podéis ver un adelanto de que va a ser lo próximo que os voy a mostrar en mi perfil de Twitter 😉 . ¡Que no pare la fiesta!

¡Un saludo y a cuidarse!