Muy buenas a todos/as. Ésta entrada es especial, diferente. La estoy escribiendo dentro de mi coche mientras espero a que caiga la noche, durante la hora azul, con cientos de metros de oscuridad a mi alrededor. Al fondo, a kilómetros de distancia, tintinean centenares de pequeñas lucecitas en la tierra y comienzan a aparecer tímidamente las primeras estrellas en un cielo que poco a poco va tiñéndose de un profundo color azul. A mi izquierda, un manto de oscuridad se está adueñando del paisaje casi desértico que me rodea y a la derecha me observan desde las sombras unas viejas ruinas levemente recortadas por los últimos colores del atardecer.

Mientras tanto, resuena en mi teléfono el concierto de Vetusta Morla con la Orquesta Sinfónica de Murcia, un tema tras otro. Un espectáculo.

Se pone el Sol mientras se escucha de fondo “Boca en tierra”. Miro hacia el cielo y ya me observan las miles de estrellas desde firmamento. Hoy lucen más que cualquier otro día, ya que la luna ha decidido tomarse la noche libre, parece que se fía de mi.

Es hora de sacar el trípode, montar la cámara y romper la paz con la luz de mi linterna y el sonido del obturador.

¿Que por qué enamora la fotografía nocturna? 😉

Circumpolar-01“Esperando su hora”
Exif: Nikon 610 – f/2.8 – 59 minutos – ISO400 – 2850K – 14mm – Samyang 14mm – 118 de 30″ fotografías unidas con Startrails

¡Un saludo jóvenes!