¡Muy buenas jóvenes!

Una semana más os traigo una fotografía nocturna, ésta vez se trata de una torre situada en el campo de Cartagena. La construcción en cuestión (por lo que he podido encontrar por internet) se llama “torre de Calín”, aunque no estoy seguro de éste dato, ya que también me aparecía otra con el mismo nombre bastante cerca.

Ésta toma la realicé hace algunas semanas junto con Fernando, y menos mal que pudimos hacer varias salidas seguidas porque con todo el tema de exámenes apenas he tenido tiempo para dedicarme al blog y a salir a hacer fotos.

Unas cuantas entradas atrás os comentaba de la importancia de buscar localizaciones, como era un pilar fundamental en esto de la fotografía en general. Difícilmente vamos a encontrar fotografías que para nosotros sean memorables si no tenemos una pequeña base de datos de sitios a los que ir a ‘afotar’. Pues en eso estaba cuando me encontré con esta torre, así que para allá que fuimos a ver si realmente valía la pena.

Lo primero que nos encontramos es que se encuentra a la orilla de la carretera, que pese a no estar excesivamente transitada a esas horas nos condicionaba a la hora de exponer, ya que las luces de los coches nos iluminaría parte de la fachada. Otro factor con el que no contaba era que la parte que no se ve en la foto estaba en bastante mal estado, parece ser que antaño tenía adosado a su costado una casa, y al derribarla dañaron el aspecto exterior de la torre. Otro tema era que al solo disponer de este encuadre, nos ‘comíamos’ de lleno la contaminación lumínica brutal proveniente de Sabic, por lo que tuve que colocar la construcción justo tapando la fábrica (Aunque podéis apreciar bastante bien a lo que me refiero sin fijaros demasiado).

DSC0413“Viendo pasar el tiempo”
Exif: Nikon D3100 – f/3.5 – 109 s – ISO200 – 11mm – Tokina 11-16

Para el tema de iluminar me dividí el trabajo con Fer. Mientras él iluminaría el interior con unos toques de flash (Asegurándose de dejar salir la luz por la ventana para dejarla marcada en el suelo), yo cogería la linterna de luz cálida para iluminar la fachada, a muy poca distancia de ella para resaltar esa textura de los ladrillos y demás.

A pesar de los problemas que nos planteaba el sitio, pudimos llevarnos la foto finalmente, además de que estuvo bien la noche (Con visita de la guardia civil incluida).

Ésta semana por fin termino las clases, así que volveré a la carga con nuevas fotos, que éste verano se presenta calentito con algunas de las localizaciones que tengo preparadas…

Así que nada, si os gusta el blog y/o el post, compartirlo por las redes sociales y con vuestros amigos, así me echáis una mano a ir difundiendo mis trabajos  😉 .

Nos vemos pronto con nuevas fotografías y novedades!!
Un saludo jóvenes!