FotografíaNocturnaPaisaje

Buen tiempo = Nocturna en Sierra Espuña

¡Muy buenas a todos!
Quien me conozca un poco, sabrá cuál es uno de mis sitios ‘fetiche’ en la región no solo para hacer fotografía nocturna, también para perderme y disfrutar de su maravilloso entorno. Se trata de Sierra Espuña, el ‘pulmón’ verde de la Región de Murcia. Además, en Sierra Espuña se puede disfrutar de un cielo nocturno brutal, carente de contaminación lumínica casi por completo, es por eso que en cuanto comienza el buen tiempo… ¡Allá que voy!
Una gran tarea pendiente que tengo es la de perderme por alguna senda y encontrar localizaciones más allá de las que tengo fotografiadas, aunque ésto de momento tendrá que esperar (Esperemos que no demasiado).

En ésta última visita del pasado fin de semana el plan era bien sencillo: La luna (En fase de cuarto menguante) aparecería a partir de las 3:20 de la madrugada aproximadamente, por lo que desde la puesta de Sol hasta esa hora tocaba aprovechar cielos estrellados y trabajar con iluminación aportada por un servidor. Como ya os he dicho, se esperaban cielos limpios por completo, así que sería el turno de buscar las primeras vías lácteas de la temporada o simplemente tener en la cabeza que tendría una noche plagada de estrellas. Así que, sabiendo ésto, me organicé el trabajo en dos bloques: Localizaciones para iluminar y localizaciones en las que lo hiciese la Luna.

Pero (Sieeempre hay algún pero!) no contaba con dos cosas: La primera, el tremendo viento que hacía con rachas bastante fuertes y que no me dejó trabajar a gusto, además de sentir cierto ‘runrun’ por si el trípode aguantaría. Y segundo… Que en las primeras localizaciones me iba a machacar fisicamente a base de correr para iluminar. Que paliza a correr… Definitivamente me tengo que poner más en forma!

Una foto publicada por Juanma Molina (@juanma__molina) el

Los sitios elegidos para iluminar fueron los pozos, que aunque ya he visitado un buen puñado de veces me apetecía volver y tratar de darle una vuelta de rosca. La zona donde se encuentran algunos de éstos pozos, para mi tiene un encanto especial. No sé si será por la nostalgia de haberlos visitado tantas veces cuando era crío o por qué, pero me parece un sitio perfecto para disfrutar simplemente del entorno.

Al ir relativamente temprano me dió tiempo a ver unas cuantas localizaciones para visitar con Luna y a buscar un buen puñado de encuadres, aunque la sesión me la planteé desde un principio como si fuese la primera vez que visitaba ésta zona, para no obsesionarme con no hacer determinados encuadres o iluminaciones por tenerlos ya en el archivo, así trabajaría más tranquilo.

Una foto publicada por Juanma Molina (@juanma__molina) el

A eso de las 22:30 o poco más fue cuando por fin se termino de hacer de noche y me pude poner a hacer fotos. Menos mal que al menos me coincidió la salida con la final de la Champions y estuve entretenido escuchando el partido por la radio, y encima con final feliz (Aunque el fútbol me da un poco igual, si puedo elegir… Que gane el Madird :P).

En un principio la idea era aprovechar y hacer encuadres con la vía láctea, pero la posición de ésta no era la adecuada todavía para poder incluirla con en mi encuadre, así que me olvidé casi toda la noche de ella.

“La noche estrellada”
Exif: Nikon D610 – f/2.8 – 38 segundos – ISO 2000 – WB 3000K – 14mm – Samyang 14mm

Para ésta foto tenía algunas ideas preconcebidas, como es el hecho de utilizar un balance de blancos frío, en éste caso de 3000K para conseguir tonos azules en el cielo, y configurar un tiempo de exposición corto para conseguir estrellas puntuales pero que al mismo tiempo me permitiese trabajar la iluminación. No lo he dicho, pero como es ya costumbre, iba solo, por lo que yo me tenía que guisar la fotografía y luego ya, comérmela.

Para iluminar utilicé una linterna cálida para contrarrestar el balance de blancos frío, y tuve que hacer dicha iluminación partiendo desde el lado derecho de la foto, casi a las espaldas del pozo, para generar texturas y sombras tanto en las piedras como en el suelo y sin pararme un segundo ir corriendo hasta la izquierda de la cámara para iluminar levemente la roca del primer plano de manera un poco frontal/lateral para generar sombra hacia detrás. Por último, había que continuar la carrera más hacia la izquierda para dar un toque de luz a los árboles de detrás para conseguir detalle en las sombras e iluminar el suelo de ese lado, además de dar unas pasadas al otro lado del pozo.

Una foto que aunque pueda parecer lo contrario, está muy trabajada en cuanto a iluminación, os aseguro que sudé la gota gorda.

Por cieeerto, que no se me olvide mencionar a los compis de Flashes en la noche, que hace unas semanas tuve la gran suerte de poder compartir un par de salidas nocturnas con ellos y de aprender muchísimo en cuanto a su manera de ver la fotografía, trabajar e iluminar. Si todavía no conocéis el trabajo que hacen os recomiendo que os paséis por su web, no tiene desperdicio, os lo aseguro.

En unos días grabaré un vídeo para el canal de YouTube donde explique más a fondo como hice ésta foto, mostrando prueabas de encuadre y el proceso total desde las probaturas de iluminación hasta el revelado final.

Y hasta aquí la entrada de hoy jóvenes, espero que os haya gustado la foto de éste pozo de nieve. Ya sabéis que si tenéis cualquier comentario o sugerencia que hacerme podéis usar el formulario de contacto o los comentarios del vídeo.

Nada más, muchas gracias a todos los que os habéis parado unos minutos a leer la entrada y ya sabéis, nos vemos pronto en una próxima entrada, en Youtube o en cualquiera de mis redes sociales.

¡Un saludo y a cuidarse!

Leave a Reply