FotografíaPaisaje

Estrecho de la Agualeja. Fotografía nocturna

¡Muy buenas gente! Hace un par de semanas visité una localización a la que llevaba mucho tiempo queriendo ir: El estrecho de la Agualeja. Un desfiladero creado por efecto de la erosión del agua en la roca durante millones de años. Y lo que es más sorprendente… Se encuentra en Aledo, Murcia.

La principal razón por la que no me decidía a visitar este lugar era por la dificultad que imaginaba que entrañaría un sitio así: Un estrecho desfiladero, lleno de curvas y formas extrañas, poco sitio para moverme y absoluta oscuridad al estar tan cerrado. Si a todo esto le añades salir solo, pues al final te encuentras con las posibilidades bastante limitadas, ya que poder iluminar una sola persona el 100% de la escena… Se presentaba bastante complicado. Pero oye… ¿Y por qué no afrontarlo como un reto?

 

“Robaron las linternas, la lumbre en las cavernas, no nos dejaron mapas de la oscuridad…” ?

Una foto publicada por Juanma Molina (@juanma__molina) el

 

Tenía dos ideas claras desde antes de visitar el sitio. Una de ellas me la traje en la tarjeta SD de mi cámara (Que es la que os enseño hoy) y la otra no, por lo que de momento me la reservo hasta que vuelva y la consiga llevar a cabo :P.

Vamos a destripar un poco la idea y realización de la toma.

_MOL720103-(2)b“Camino al centro de la tierra”
EXIF: Nikon D610 – f/5.6 – 25 seg – ISO 2000 – WB 3028K – 14mm – Samyang 14mm

La idea.

A la hora de afrontar esta foto (Y diría que cualquiera de las que hago), parto de una idea en la cabeza. Los cimientos de esa idea los tenía claros, pese a que ésta vaya evolucionando y transformándose conforme vamos probando sobre el terreno y hasta el resultado final. Habían dos elementos clave que quería que apareciesen en mi foto si o si: La figura humana y la luz cálida. Así que, comenzamos a trabajar en torno a esos dos elementos.procesocueva

Total de imágenes que necesité para realizar la foto final. Como veis, el boceto inicial va cambiando y evolucionando a medida que vamos avanzando en la toma. Nuevos puntos de luz, intensidad de estos, posturas para la silueta… Hasta llegar a la toma final.

Como veis, para llegar a esa foto final, hemos ido moldeando la idea, añadiendo o modificando puntos de luz, afinando la posición de la silueta, creando sombras aquí y allá… El boceto original que existe en nuestra cabeza va evolucionando a medida que avanzamos en el propio proceso de la fotografía. En el caso de la foto de hoy este proceso se alargó bastante por la dificultad que tuve al iluminar la escena, normalmente no hacen falta taaantos disparos y pruebas para hacer la foto, pero… Es lo que tiene trabajar solo!

Creando la escena.

En base a esa idea, lo siguiente era buscar el encuadre que mejor se ajuste a las necesidades de la toma que tenía en mente. En este caso, elijo un punto muy concreto donde las rocas de la derecha crean unas formas estriadas muy duras y que posteriormente potenciaríamos con la iluminación adecuada para generar sombras. A su vez, la piedra de la izquierda contrasta con dichas formaciones, ya que es una pared con líneas y ondulaciones suaves. Era muy importante destacar mediante la colocación de las luces y generando sombras las peculiares formas que iba creando la propia piedra.

Otro elemento que quería introducir en la foto de forma ‘obligada’ era la sombra creada a partir de mi silueta. En un principio ésta se prolongaría únicamente en el suelo, pero en un momento dado, en una de las pruebas, veo que el efecto de la sombra sobre la pared le da un toque especial, lo que hizo que al final me decantase no solamente por generar sombra en el suelo, sino también en la roca. De hecho, para mi, esa sombra es la que otorga a la foto un punto extra.

Esquema de iluminación.

Aquí es donde más me tuve que estrujar los sesos. Como os decía, al trabajar solo, no podría moverme de un lado a otro iluminando. Primero porque dentro del estrecho no se veía “ni un carajo”, nada, cero, ni una pizca. Y segundo y más importante… Porque obviamente la silueta es mía, por lo que me tenía que quedar quieto como un clavo en el sitio para que no se me viese como un fantasma. Por lo tanto la solución era utilizar varios puntos de luz fijos (Menos mal que fui para allá con todo el arsenal de linternas que si no…). Para esta foto utilicé: Maglite 3D, mini maglite AA y Ultrafire 502B (las dos últimas con la luz difuminada con un pañuelo/trapo).

esquemacueva1

Para que entendáis el croquis: Las flechas rojas indican la dirección a la que apuntaba la linterna, las amarillas es hacia donde rebotaba la luz de éstas.

  1. Para este primer punto de luz utilizamos una mini Maglite AA. Es una linterna cálida no demasiado potente, aunque todavía tuve que restarle intensidad filtrándola con un pañuelo blanco. La linterna la coloqué sobre una piedra iluminando hacia la pared (Hacia detrás de la cámara), para que la luz rebotase y restase aún más potencia. De esta manera, conseguí una luz tenue para dar detalle y generar sombras al primer plano pero sin restarle protagonismo al resto de la escena.
  2. Sobre un pequeño trípode, coloqué la ultrafire 502B, también cálida y con la luz difuminada con un trapo blanco. La orienté directamente hacia mi para provocar esa sombra sobre la pared y el suelo, además de funcionar como luz principal iluminando gran parte del lado izquierdo del estrecho. Aquí tuve dos problemas principalmente. El primero, que me salían las patas del trípode, así que tuve que encoger una de ellas de una manera determinada al mismo tiempo que apoyaba el trípode sobre la pared. El segundo era que justo tras mi silueta quedaba un ‘fogonazo’ de luz, así que opté por colocarme justo en frente de él para disimularlo en cierta medida (Y de paso marcar aún más la silueta).
  3. Y por último, la Maglite 3D. Ésta linterna en principio no tenía pensado utilizarla, pero la continuación del pasillo hacia delante quedaba oscuro, sin nada de detalle, así que opté por resaltar esas texturas rellenando ese espacio con luz. Lo que hice fue quitarle el cabezal a la linterna para dejar la bombilla al descubierto, en modo vela, para que iluminase por igual en un gran rango de espacio y colocarla en vertical para que se repartiese  la luz más homogéneamente (Este paso en el vídeo lo entenderéis mejor).

Una foto muy trabajada pero que, personalmente, me encantó el resultado final de la misma (Más aún habiéndola trabajado tanto).

Y nada más gente, espero que os haya gustado la foto y la explicación (Y espero también haberme expresado correctamente!). Os dejo por aquí un enlace a mi web, donde tenéis esta localización y muchas más por si queréis visitarla y hacer vuestras propias fotos.

También podéis ver el vídeo que grabé durante la salida, donde además de enseñaros el sitio también os muestro ‘in situ’ como es la iluminación que he utilizado en ésta y otra foto.

Nos vemos pronto gente.
Hasta entonces… A cuidarse!

Leave a Reply