FotografíaNocturna

Salida nocturna en solitario, Portman

Muy buenas a todos.
Una de las premisas a la hora de salir a hacer fotografía nocturna es no hacerlo en solitario, principalmente por la multitud de peligros que pueden haber por el entorno en el que nos movemos. Nunca sabremos con quien podemos encontrarnos durante una sesión, podemos tener un accidente y mil cosas más. Dicho ésto, y siendo conscientes de lo tremendamente importante que es salir en compañía, desde hace ya mucho tiempo a esta parte he tomado como costumbre en bastantes ocasiones salir en solitario, ¿Por qué?.

Lo que me llevó a ello obviamente es que en muchas ocasiones no tienes con quien salir. A veces resulta complicado cuadrar fechas y si no saliese solo seguramente no podríais ver una buena parte de las fotografías que tenéis en ésta web. Pero más allá de eso (Que a día de hoy sigue siendo el principal motivo), el salir en solitario de vez en cuando puede ser un gran ejercicio por el mero hecho de salir sin prisas, sin agobios, pudiendo practicar mil veces si quieres la misma fotografía hasta que salga bien. Además de compartir la noche con uno mismo, que oye, no está mal tampoco.

Por supuesto salir en compañía tiene muchísimas ventajas, como pueden ser los ratos que pasas con la gente o el propio aprendizaje de ver trabajar a otras personas, poder colaborar en tomas más complejas que uno mismo no puede realizar, etc. Por lo que es altamente recomendable salir con gente no solo para curarnos en salud, si no por lo bien que se pasa en compañía.

En esas estaba hace unos cuantos días cuando decidí volver a Portman a darle unas vueltas a una localización en la costa que visité hace pocas semanas, pero que me quedé con ganas de explotar un poco más. Y en la imagen que podéis ver bajo éstas líneas intenté plasmar precisamente lo que os explico al principio del post en cuanto a salir en solitario y ‘reeconcontrarse’ con uno mismo.

DSC2992“Reencuentro con la noche”
Exif: Nikon D610 – f/5.6 – 13 segundos – ISO1600 – 3500K – 14mm – Samyang 14mm

Ésta vez no aporto ningún tipo de luz en la fotografía, toda la iluminación corre a cuenta de la luna (Llena en un 98%), de ahí a que decidiese volver a ésta localización, pues con luna nueva no me gusta desplazarme a fotografiar la costa. Únicamente tuve que encuadrar y componer, dejando en una esquina la fuerte luz de la luna y en la otra la contaminación lumínica del valle de Escombreras (Donde hay un buen puñado de industria), programar el disparador con un retardo de unos 15 segundos y pegarme una carrera hasta la posición en la que me quedé inmóvil durante 13 segundos que duró la exposición.

Como os digo, la visita a dicha localización la hice gracias a una planificación previa en la que estudié la cantidad de luna, la posición en la que estaría durante el rato que yo me encontrase allí, etc. En éste vídeo que subí hace unos días a mi canal os explico al detalle como planificar una sesión nocturna.

Y nada más chavales, solo recordaros que hace unos días publiqué una encuesta en la que os pedía opinión acerca de que queríais que publicase próxicamemente en mi canal de Youtube y que tipos de fotografías nocturnas os apetecía ver, aún estáis a tiempo de contestar rellenando el formulario aquí mismo (En apenas unos segundos estará listo! 😉 ).

Muchas gracias por estar ahi al otro lado, nos vemos pronto.
Un saludo y a cuidarse!

Leave a Reply